Gobierno Abierto: mentes ¿cerrada? ¿abiertas?

Hablemos de Gobierno Abierto, Buen Gobierno, Gobierno Transparente.  Nadie sabe a ciencia cierta como definir el concepto, o siquiera limitar su quehacer, lo que sabemos es caracterizarlo y entendemos que alrededor del mismo es preciso activar otros componentes como la educación tecnológica, la existencia de tecnologías, marcos legales, etc.  Sin embargo, poco o mucho estamos tratando el tema de que si abrimos el gobierno, ¿será que automáticamente se abren las mentes de las personas?

¡Para nada! Por eso hablar de Gobierno Abierto debería ir más allá a la simple planeación de actividades, sistemas informáticos o actividades de difusión, deberíamos ante todo estar hablando de personas, de cambios sociales, de mentes abiertas a la tecnología pero también al conocimiento y a la disposición y actitud a ser agentes abiertos para finalmente tener un gobierno abierto.

Al final, ¿estamos hablando de personas, no? En todos los contextos, en todos los sectores, lo importante son las personas sobre los medios, pero los medios deben ser lo suficientemente valiosos para sacar el potencial de las personas, ahí, las TIC encajan a cabalidad.