¿Cómo vamos en Firma Electrónica?

Hace unos meses tuve el placer de colaborar en la elaboración de un documento explicativo sobre el anteproyecto de ley de firma electrónica en El Salvador; en el documento expusimos una breve referencia a lo que se conoce como firma electrónica y firma digital, además de algunos ejemplos de uso, bondades, ventajas y algunas características propias de contexto de firma electrónica.

Lo hicimos en el marco del anteproyecto que septiembre del 2011 fue presentado a la Asamblea Legislativa y desde entonces una serie de iniciativas, impulsos, estudios, discusiones y otras actividades de análisis de la pertinencia de la Ley para alinearse a la dinamización de la economía y de la inclusión digital.  En el documento también nos dedicamos a explicar el anteproyecto y a poner bajo ejemplo algunas de las acciones a las que hace referencia el anteproyecto.

Ha pasado más de un año y dos grandes avances he podido observar de toda esta iniciativa:

1.  Pues bueno, se creó un portal www.firmaelectronica.egob.sv que expone el anteproyecto, el documento explicativo y otra información valiosa para estimular la cultura de firma electrónica en el país; un diseño más amigable y más enriquecedor está trabajando, pronto escribiré sobre ello.

2 . La visita de miembros de la Comisión de Economía a Costa Rica para conocer el funcionamiento y quehacer de la Firma Electrónica en aquel país.

Ahora, estamos organizando un impulso adicional que sin duda reactivará el tema en la agenda parlamentaria, y pues lo más importante promoverá la discusión alrededor del tema.  No creo que la firma electrónica per se sea la genuina llave para estimular la economía del país, más creo que es un eslabón en la cadena; el resto de eslabones deberán incentivarse también, y en esa tarea somos responsables todos.

Yo me comprometo #ABRELATAM

Haga cuentas de cuántas reuniones, conferencias, seminarios, talleres, congresos, sesiones, ha  participado en el último año; ahora cuente cuántas de estas actividades han sido fuera de su país; ahora delimite por aquellas en las que usted ha tenido que dar una presentación; ahora veamos en cuántas actividades ha participado como oyente o para hacer “lobby”.  Yo conté dos dígitos en casi todas estas categorías, pero solo uno en la categoría especial de una des-Conferencia, y esa fue la Des-conferencia de Datos Abiertos, algo a los que organizadores creativamente llamaron “ABRELATAM” (supongo le pusieron así porque el objetivo de esta actividad era abrir América, abriendo las latas de nuestra cabeza).

Y todo empezó así… escribimos un paper con mis buenos amigos Maikol Porras y Javier Esponiza (ambos de Costa Rica) sobre los desafíos y oportunidades de datos abiertos en Centroamérica.  Lo mandamos a OD4D a la convocatoria abierta de artículos.  OD4D nos avisó que eramos finalistas para ser uno de los dos grupos con reconocimiento por la innovación y propuesta del paper, y bueno, nos fuimos para Montevideo, Uruguay a participar en la Conferencia Regional de Datos Abiertos de ALC en la cual se anunciarían los dos paper reconocidos.

En paralelo, me enteré por medio de TW de la Des-Conferencia de Datos Abiertos de ALC que se llevaría a cabo dos días antes de la Conferencia, y pues como yo nunca había ido a una Des-Conferencia, ni mucho menos a una de carácter regional, me postulé para participar, y algo debí haber hecho bien que me escogieron, junto a 70 personas de varios países de ALC.

La Des-Conferencia, organizada de manera sistemática pero sin un programa ni un horario rígido consiguió darnos a los participantes el espacio necesario para decir: “aquí estoy, hago esto y quiero hacer esto para fomentar datos abiertos en mi país”.  En dos días integramos diversas actividades, sesiones paralelas espontáneas (tuve el placer de facilitar una sobre cultura de datos abiertos) , se expusieron soluciones ingeniosas y novedosas sobre publicación, utilización, aplicación y gestión de datos abiertos; gente de tantos lados de la región latinoamericana, caribeña, europea puso su grano de arena para sacar de esta Des-Conferencia una voz que ha puesto el tema en diversas agendas políticas, pero sobretodo sociales.  Es así, porque la Des-Conferencia buscó reunirnos a nosotros, los que trabajamos desde la trinchera de la sociedad civil, a los periodistas, hackers, investigadores, consultores, a todo aquel que como sociedad civil estamos cerca de conocer las necesidades sociales (demandadas o no) de datos abiertos, y cómo potenciar estas estrategias para buscar el bien común.

Lejos de ser una reunión para enseñar, creo que todos fuimos a aprender; no hubo nadie que no indicara un aprendizaje nuevo, una iniciativa aún desconocida o mejor aún una idea o contacto con el que trabajar al regreso de nuestros países.  Me dio gusto ver gente de Centroamérica (considerando que yo era la única salvadoreña en la Des-Conferencia); de Guatemala, Congreso Transparente y de Costa Rica, de Grupo Inco.  Ambas organizaciones nacidas del sector privado para crear y promover herramientas tecnológicas para la apertura de datos en sus países, y con los que espero concretar iniciativas en el corto plazo.  Además conocí Sofía Ruíz de Hivos Costa Rica con quien tuve el placer de compartir un par de aventuras.

Interesante fue conocer en vivo y a todo color a personas de quienes había leído algunos artículos y/o blogs, y confirmar que es gente que sabe lo que hace, pero más aún ama lo que hace.  Nos sentamos en el suelo, hicimos chistes, discutimos puntos de vista, nos contradecimos, nos volvimos a reconciliar y al final conclusiones y expresiones de interés para actuar en conjunto fueron el resultado de estos dos intensos días de actividad.

¿Qué pasó después de ABRELATAM? Bueno, todos regresamos a nuestros países, escribimos entradas de blogs contando la historia, nos contactamos vía email para alguna actividad en conjunto y nos pusimos a escribir la memoria histórica en una wiki que pronto estará terminada.

¿Qué hago yo después de ABRELATAM? Celebrar que ganamos uno de los dos reconocimiento con nuestro paper , armar el protocolo para ampliar la investigación en Centroamérica;y trabajar como consultora con el gobierno de mi país para la Estrategia de Datos Abiertos, después de todo no es un portal lo que conlleva el éxito de datos abiertos, es la estrategia y que se active el ecosistema para su sostenibilidad.  Empezamos conversaciones con los amigos de Grupo Inco de Costa Rica para ver como apoyamos desde mi Fundación (Fundación para el Desarrollo por las TIC) el Desarrollando América Latina 2013 en Costa Rica.  Más cosas vendrán en el camino, lento pero seguro, no es cuestión de correr en el camino, es cuestión de saber qué camino tomar para llegar a donde se quiere llegar.

Con la esperanza de que el ABRELATAM en su segunda versión se venga para Centroamérica (¿por qué no?), concluyo que sea aquí o en otro lado, el ABRELATAM 2.0 debería ser un espacio para dar cabida a discutir ¿qué hay después de datos abierto? ¿cómo evaluamos su impacto y el cambio social que generan? ¿son los gobiernos realmente abiertos una vez implementan estrategias de datos abiertos? ¿están nuestros gobiernos implementando estrategias de datos abiertos o puros portales? En pocas palabras ¿estamos haciendo cultura de datos abiertos?

Al cierre de ABRELATAM nos pidieron que en grupo pensáramos en una ideas de como continuar la conversación en medio virtuales, nuestra propuesta fue “Yo me comprometo a…” , con la cual esperamos que los participantes nos comprometamos a aportar al grupo con conocimientos, herramientas, información, etc., a dar tiempo de nuestras profesionales para apoyar proyectos compartidos y a estar ahí cuando se inicie la organización del ABRELATAM 2.0.  Yo me comprometo a ser y estar.

 

 

Desarrollo, con e-Gobierno

En las vías del desarrollo social muchas buenas ideas surgen, algunas se aplican, otras fracasan y otras logran ser evaluadas en su impacto.  Hablar de gobierno electrónico o de estrategias similares como las de datos abiertos, la famosa “interoperabilidad” o la creación de ventanillas únicas, aunque usted no lo crea, también es hablar de desarrollo social, ¿por qué? bueno por la simple razón de que estamos hablando de desarrollo social, de la sociedad, y pues ¿a quién sino la sociedad van dirigidas las estrategias de gobierno electrónico?

Entonces, pensar en el gobierno electrónico como una simple muestra de la adquisición de tecnología en la gestión pública es realmente miope, pero también pensar en que el gobierno electrónico por sí solo va a generar desarrollo puede ser más miope aún.  Parafraseando a  Gustavo Julio García: El Gobierno Electrónico y Social (énfasis añadido), se acentúa necesariamente más en Gobierno, que en “e” de electrónico. No se renuncia al carácter político del gobierno, y la capacidad de ejercer un rol activo para alcanzar los objetivos del bien común (o de la política económica en el corto plazo), cuya consecución está por encima de la visión instrumental de la pura administración; no es cuestión de crear o adquirir los instrumentos para hacer eficiente la gestión pública, es cuestión de lograr evaluar y reconocer el carácter del gobierno electrónico para el desarrollo social, cómo el gobierno electrónico puede aportar -junto a otros factores- las condiciones para que la sociedad sea partícipe sin discriminación de ese bien común que como bien cita (y yo re-cito)   Emilio Graglia es “el conjunto de valores y condiciones que posibilitan el desarrollo integral del hombre en la sociedad, incluido su desarrollo espiritual.  El bien común es por ello el humus de una nación…”.

Demos chance a que el gobierno electrónico sea parte activa del desarrollo social, nos llevaremos sorpresas al ver su impacto en el desarrollo económico, después de todo, no podemos hablar de gobierno abierto, de competitividad ni de inclusión social sin poner atención a la gestión pública y al acercamiento sociedad-estado, que bueno, en tiempos actuales se media con las TIC.

 

 

Primero gente, después tecnología

Muy poco de lo que vemos en la gestión pública es realmente tan tenebroso como se percibe.  Es peor a veces.  Al final, estamos hablando de personas, con problemas, aspiraciones, sueños, sentimientos, malestares, días grises y días de arcoiris.   Y es precisamente esta realidad la que me lleva a contradecir aquella enfática idea de que al introducir tecnología a la gestión pública se reducirá la burocracia, la corrupción, se mejorará la eficiencia y la transparencia y en fin, seremos todos felices.

Mentira.  La tecnología es un medio, no una varita mágica que hará que la gente tenga mejor empleo, aprenda más o tome mejores decisiones; es como pensar que la mejor universidad del mundo hará al mejor profesional por el simple hecho de haber estudiado ahí., al final, hablamos de humanos, de gente.

De ahí que mis reflexiones sobre gobierno electrónico -o administración tecnológica- me inclinan a priorizar el cambio social positivo o negativo frente al acceso a tecnología como un indicador de satisfacción o de éxito de las estrategias de gobierno electrónico, y no solo la mera provisión de tecnología para la facilitar trámites o poner servicios en línea.

Las evaluaciones de gobierno electrónico deberían estar entonces no centradas exclusivamente en la eficiencia de la gestión pública, sino también en los efectos colaterales en el desarrollo -un famoso término del que conversaré en otra entrada y que puede dar mucho de qué hablar- y en la transición individual y colectiva a la sociedad de la información.

En todo caso, ¿no es el objetivo el bien común, el progreso, el desarrollo y el bienestar de la sociedad? Bueno, eso empieza con la gente, y no con la tecnología.

 

Datos Abiertos: oportunidades y desafíos para Centroamérica con base en una cadena de valor

  • published on5, Jul, 2013
  • commentsno comments

OD4D junto a los organismos aliados para la celebración de la I Conferencia Regional de Datos Abiertos de América Latina y el Caribe, tuvieron a bien abrir el llamado público a todos aquellos interesados en contribuir con la elaboración de artículos sobre el quehacer de las estrategias e impactos de la apertura de datos en la región.

Así, nos pusimos en la tarea de relatar en un poco menos a 40,000 caracteres sobre el entorno de las estrategias de Datos Abiertos en Centroamérica.  La motivación más grande para este artículo tiene que ver con el potencial de beneficio para el desarrollo de Datos Abiertos en la región centroamericana; además, un aliciente para escribir este artículo fue generar literatura para Centroamérica que pueda llevar a la investigación más profunda en el tema y así proveer a nuestros gobierno y a la sociedad en general de insumos para la toma de decisiones en materia de Datos Abiertos.

El artículo, al que titulamos Datos Abiertos: oportunidades y desafíos para Centroamérica con base en una cadena de valor , recoge la mirada a Centroamérica como una región en continua evolución y celosa de posicionarse a nivel competitivo en los mercados internacionales, así como una región fértil para la creación de estrategias basadas en tecnología para promover la transparencia, los negocios y la transición a una sociedad basada en el conocimiento con el bien común como fin.

Resaltamos el caso de Costa Rica que posee un portal de Datos Abiertos oficial y los esfuerzos de El Salvador y otros países de la región por incorporar en sus agendas de tecnología la priorización de las estrategias de Datos Abiertos, además ponemos énfasis en la importancia de la cooperación regional en el traslado de mejores prácticas y la estimulación multi-lateral para aprovechar las bondades de los Datos Abiertos para la gestión pública, y en un alcance más grande, para la inclusión digital.   Como parte de una reflexión final, plasmamos el análisis de los desafíos que consideramos más relevantes deben afrontarse en la región, y especialmente nos tomamos el derecho de hacer una propuesta que consideramos puede sentar las bases para una investigación aplicada para que en un futuro Centroamérica se beneficie de los Datos Abiertos para reforzar el paso hacia el desarrollo.

Cualquier comentario, inquietud o ánimo de avanzar en la materia, es bienvenido en:

Javier Espinoza | jespinoza@gobierno-digital.go.cr

Iris Palma | irispalma11@gmail.com

Maikol Porras | maikol.porras@gobierno-digital.go.cr

Datos Abiertos oportunidades y desafíos para Centroamérica _EspinozaPalmaPorras_OD4D